Turismo defiende que el sorteo del bono es la fórmula más igualitaria

El bono turístico de Canarias no ha dejado indiferente a casi nadie. En las redes sociales ha cosechado una avalancha de críticas y los partidos políticos de la oposición han advertido toda clase de defectos desde que el Gobierno autonómico dio a conocer la fórmula de asignación mediante sorteo. Tómbola, escasos bonos, importe muy bajo, solo para ricos o, el más repetido, se pagan las vacaciones de los canarios mientras hay personas en las Islas en situación de vulnerabilidad. La Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias, liderada por Yaiza Castillo, defiende que es la manera más igualitaria de acceder a estas bonificaciones vacacionales, ya que brinda las mismas oportunidades a todos los residentes y evita que sea una carrera por ser el primero en obtener el bono. Si bien, la probabilidad de resultar agraciado con los 200 euros a los que como máximo podría optar cada canario es del 2,64%, si se tiene en cuenta la población mayor de edad del Archipiélago y los 50.000 bonos a repartir, por un montante de 10 millones de euros. Esto es que, uno de cada 38 canarios tendrá acceso al vale.